Esta categoría está compuesta por todas aquellas percepciones que un empleado recibe por hacer un trabajo. Estas pueden ser en dinero o en especie. El tener un paquete de compensación adecuado permite atraer y retener al personal necesario para la operación de la empresa; ofrece al empleado esquemas de crecimiento económico claros; permite que la compañía tome decisiones económicas que beneficien a sus empleados, etcétera.

Ligados a la compensación van los procesos de Evaluación de Desempeño, los cuales permiten a la empresa enfocar todas sus actividades hacia sus objetivos y pagar justamente a sus empleados de acuerdo con el desempeño medible y pre-establecido de cada uno.