En ocasiones el/la  empresari@ sabe que necesita integrar una persona más a su plantilla laboral, sin embargo no tiene el tiempo o las fuentes necesarias para encontrar al mejor candidato para el puesto y, en el peor de los casos, tampoco está segur@ de las funciones que “el puesto” debe desempeñar o qué características debe tener la persona que lo ocupe. También podría darse la necesidad de un reclutamiento masivo y la persona a cargo no darse abasto. Cualquiera que sea la situación, yo cuento con las fuentes y los conocimientos necesarios para cubrir cualquier puesto.